dilluns, 10 de setembre de 2012

6 días variaditos

08.09.2012

 

Hace ya 5 días que no escribía, así que hoy voy a intentar resumir lo más destacado tanto como pueda.

 
 

Lunes día 3. Cambio de Hostel y encuentro con la policía.

No entraré en detalles del porqué de mi cambio pero la cuestión es que fue a peor. Y la primera demostración de ello fue que al volver de dar una vuelta, tras haber dejado primero la mochila, me topé de morros con un fornido policía, como los de las películas, que estaba llamando al "telefonillo" de mi hostel y preguntando, según me pareció entender, por la habitación 101, LA MIA!!!. Como mi inglés es el que es pensé que lo habría entendido mal. Bueno, nos abren y el representante de las fuerzas del orden sube ligerito las escaleras. Yo, a mi paso, me dirijo a mi habitación y alli me lo encuentro, llamando a MI puerta (y la de tres chicas más). Nooo, siii ... A saber en que sitio me había metido. Me mira y me pregunta:

Poli: es usted de esta habitación?

Yo: si

P: se encuentra bien?

Yo: sssiii

P: ha llamado usted a la policía?

Yo: no

P: hay alguien dentro de la habitación?

Yo: no lo sé

P: puede abrirme?

Yo: enséñeme su placa! Jajaja, no, es broma. Yo: si, si

P: (echando mano a la cartuchera) espere que entre yo a revisar que todo esta bien

Entra y al rato yo me asomo y lo veo subido mirando en las literas superiores. Al final sale y me mira a mi, y a las dos chinas que regentaban el albergue, que a este punto ya estaban conmigo y con cara de espanto. Y vuelta a empezar:

P: (mirándome) está usted segura de que se encuentra bien?

Yo: si

P: y seguro que no ha llamado usted a la policía?

Yo: seguro, si solo he estado un minuto en la habitación para dejar mi mochila

China: debe haber sido un error

P: alguien ha llamado a la policía desde la habitación 101 de este hotel.

China: y qué ha dicho? Le pasaba algo?

P: no sé, ha colgado, pero comprobamos todas las llamadas

China: debe haber sido un error de alguna de las chicas que estaba aquí

P: ok. Adios.

Y ya está! Pero, claro, el susto ya te lo has llevado, porque cuando echó mano al cinto yo me aparté de la puerta pensando "a ver si nos van a recibir a balazos" (ver tanta película no es bueno). En fin, que control!

 
 

Martes día 4. María, la colombiana

 
 

María es una simpática colombiana de 20 años a la que conocí el día anterior en la habitación (bueno, conocí a 2, pero una se iba aquella misma tarde) y con la que después de hablar un ratito decidimos compartir el día visitando el Golden Gate. Pasamos un buen rato, yo haciéndole fotos, y fotos, y más fotos (porque la niña era exigente con su imagen, y, claro, cualquier foto no servía) y llegando hasta desde donde había una buena vista del famoso puente, que estaba tapado, como casi siempre. Me enteré, y me demostró ampliamente, su fobia a los pájaros (que no paraban de rondarnos durante toda la comida) y luego la acompañé al hostel de nuevo porque ya se iba. Vale, vale, si no lo pongo se va a enfadar (y espero verla de nuevo en Chicago): yo la aguanté con lo de las fotos, pero ella tuvo que subir varias cuestas empinadísimas, y luego volverlas a bajar, porque YO me equivoqué con las indicaciones. Fue un palo, lo reconozco. Ala, ya lo he puesto. María, contenta? :)

 

Miércoles día 5 y Jueves día 6. Viaje en autobús.

 

 

Después de pasar la mayor parte del día dando vueltas por la ciudad, por la tarde me fuí para la parada del autobús que me había de llevar a San Diego. Conato de pelea con un tiarrón diciéndole al de seguridad : hey, man, what's your fucking problem?!!!. Bueno, quedó en nada y al momento yo ya emprendía mi viaje de 11 horas en un autobús plagado de mexicanos que iban para Tijuana, y en el que transcurrieron las horas más o menos veloces entre cabezazos en mil y una posturas diferentes. Menos mal que son autobuses modernos y te puedes distraer con el ordenador. Cada asiento tiene enchufe y conexión wifi. Ideal!

El jueves, ya en San Diego, solo dí una vuelta por mi nuevo barrio y a dormir prontito.

 
 
 
 
 
 

Viernes día 7. Balboa Park y primeros dolores

 
 
 

Ayer, después de levantarme temprano y desayunar (incluido en el precio y cocinado cada día por el recepcionista de turno), me marché hacia Balboa Park, un gran parque que alberga 18 museos, varios jardines, bares, restaurantes, teatro, zona de ocio y hasta, en teoría, uno de los mejores zoológicos del mundo. Los edificios que te encuentras son todos de un estilo colonial español. Un lugar ideal para pasar el día. Bonito

 
 
 
 

Pero lo más destacado fue que al salir del hostel, y cuando no había recorrido más de 300 o 400 metros, empecé a notar como un dolor en el riñón. Cuando llegué al parque, practicamente una hora después, casi no podía ni andar y tenía un dolor fuerte que me tenía un poco mareada. Me estiré en el cesped y tras media hora aproximadamente, y viendo que no se me pasaba y que me dolía mucho, decidí volver hacia atrás porque había visto una clínica cerca y en ese momento lo que menos me importaba era lo que tendría que pagar (y si el seguro me lo cubriría). Pues me levanté, empecé a andar y a los 100 metros el dolor había desaparecido por arte de magia. Fue de un paso a otro y la verdad es que ya no sentìa nada. Andé un poco más para ver si volvía y había sido solo una "pausa", pero no. Así que volví para atrás, al rato ya ni me acordaba, y disfruté de todo el parque con un día estupendo de sol.

 
 

Sábado día 8. Al médico!

 

Y hoy ha sido una "merda". Me he levantado ya con el dolor en el costado y como parecía que la cosa no iba a ser puntual, me he tomado un paracetamol y he decidido hacer uso de mi seguro médico. Una epopeya. Para resumir un poco: vueltas y más vueltas intentando encontrar un teléfono público, intercambio de mails con España, que no llegaban a destino, y al final, con el teléfono que llevo "para casos de emergencia" he conseguido la dirección de un centro médico concertado. Tren, autobús, un buen trozo caminando y he conseguido que me visitaran. Diagnóstico: infección de orina. En fin, antibiótico, paracetamol, e ibuprofeno. El antibíotico me ha costado 48 dólares y espero que la aseguradora me lo reembolse. De vuelta para el hostel he parado un par de horitas en el Old Town San Diego, zona donde se asentaron las primeras casas de la ciudad y que aún conserva parte de los edificios que se construyeron en aquel momento. Os pongo fotos. Estaban de celebración, con una exhibición "kustom" y música en directo. Con el solecito, y como me encontraba bastante bien, pues he pasado un buen rato visitando todo lo visitable. Luego en el hostel he cenado una ensalada de frutas que habían preparado para todos los huéspedes. Estupendo! Ahora a curarse.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

5 comentaris:

  1. Prima!!!! Cuidate mucho!!! Tu ,que eres una roca en dos días nueva.
    Por lo menos estos policías bastante más amables que los de Vietnam, si es que te tocan unos compañeros de habitación que ni elegidos nano. Veo que vas haciendo compañeros nuevos, aquí seguimos recordando mucho a Isabel y a Pedro y damos la bienvenida a la colombiana.
    Los sitios super bonitos y ya vemos que no paras.
    Aquí seguimos media familia en torrijas, no te puedes imaginar lo que casca el Biel, parece q le den cuerda, y la ona Tomá buena nota de su hermanito.
    En un par de días nos vamos a montornes, tengo unas ganas de escribir desde un teclado!!!!
    Bueno guapis lo dicho cuidate y que siga la aventura!!!!!
    Soytublogueromasfielporquetequiero y go, go, go

    ResponElimina
  2. Amparo!!! Me alegra saber de ti, todos los días revisaba el blog solo para asegurarme de q dijeras q me hiciste caminar unas cuantas colinas de mas, ;) pero la parte de los pájaros no era necesaria. lol
    Buena broma "me muestra su placa" ajajjajajaja q risa, jajajajajaj, no paro de reír.
    Espero q te sientas mejor, me alegra q te gustara San Diego, a mi me encanto!!
    Te veré en Chicago :D
    Cuídate!!

    Maria

    ResponElimina
  3. Primica!!!! Haz el favor de darnos otro parte médico chica que queremos saber como evolucionaS por ir moviendo papeles más que nada. Ya sabes q después las prisas son siempre malisimas. Bien ya sabes ...informa leche que ya sabes que soy muy de sufrir, y ya bastante mal lo estoy pasando con la tristeza de Cristiano, si es q no me dais más que disgustos!!!!!
    Nosotros mañana emprendemos viaje hacia el calor de montornes, así estaremos allí para las fiestas, que como aquí no he tenido he decidido que voy a animar aquellas, así si!!!! Yo el 19 me vuelvo a torrijas para celebrar las de Sant Miguel y empezar a pensar en retirarme hasta el año próximo, pero claro, el pilar, las jotas... Igual tengo que alargarlo algo más.
    Nada pues, ya sabes que estamos pendientes de ti y que exigimos información de tus avances!!!!
    Miprimaeshumanaymealoqueledalagana y go, go, go

    ResponElimina
  4. me ha dicho el nene que primero le de al boton de previsualizar,a ver si por fin despues de escribirte 1000 veces ,consigo se publique...

    ResponElimina
  5. Bueno, ya estamos de vuelta después del verano y las vacaciones y por fin volvemos a la normalidad y a las rutinas... que con dos niños sí que se tiene ganas de que lleguen (es cuando más tiempo libre tienes aunque trabajes :) ) Ah, y ahora entiendo por qué a Miki le cuesta tanto venirse de Torrijas... porque tiene a una peña muy guay de "Amaaaaansios"!!! ;)
    Pues nada, Amparo, que ya estamos al pie del cañón y queremos saber cómo progresa tu salud y seguir leyendo lo contenta y feliz que estás.
    #elfinaldelveranollegoperoalgunasafortunadastodavíaestándisfrutandosuslargasvacaciones

    ResponElimina