dimarts, 18 de setembre de 2012

Dejando el Mississippi

16.09.2012

 

Ya vuelvo a estar esperando otro autobús. Como aún me quedan más de 2 horas aprovecho para escribir esta entrada del blog.

 
 

En estos dos días he visitado lo que me faltaba: el Gardens District y la zona del rio donde se encuentra el principal centro de ocio de la ciudad, con el IMAX, el Casino, el Acuario, etc. He sudado como un cerdito porque en esta ciudad hace un calor impresionante.

 
 
 

No visité la zona más afectada por el Katrina porque estaba lejos y pagar por un tour para ver los restos de algunas casas no me parecía una buena idea. La verdad es que ya hace 7 años de aquello y otras casas que se vieron afectadas ya han sido o están siendo restauradas. La gente se ha volcado en dejar la ciudad otra vez como estaba para recuperar turismo, aunque es verdad, según he leido, que muchos de los afectados se fueron de la ciudad y ya no han vuelto. Existe un organismo oficial, el FEMA, que gestiona y se dedica a reconstruir las ciudades que sufren desastres de este tipo, y durante estos dos días que he estado por la ciudad me los he encontrado por todas partes. Reparando tendidos eléctricos, arreglando daños en la biblioteca central, incluso en mi hostel esperaban su visita para no sé qué. O sea, que quien espere encontrarse una ciudad en ruinas que se vaya olvidando.

 
 

Otro tema: En el hostel, pese a ser un desastre, me he encontrado muy a gusto. La mayoría de los huéspedes no son turistas, son gente entre los 25-50 años que viven allí habitualmente. Son casi todos muy simpáticos y enseguida entablan conversación contigo. El barrio está bien. La calle del hostel está entre una importante avenida con gran movimiento y otra zona bastante más pobre, con casas en mal estado, derruidas o hechas polvo, y con grupitos de chicos de raza negra que a veces dan un poco de "yuyu", pero en ningún momento me había sentido insegura ... hasta hoy que, cargada como una mula, venía hasta la estación de autobuses. Como era de día había decidido andar hacia arriba, por la zona pobre (o lo que estoy segura a mi me parece zona pobre y para ellos no lo es, porque la ciudad es muy grande y esto está en el centro). Conforme me alejaba de mi calle me iba encontrando más casas deshabitadas y en mal estado y más chavales "sospechosos", así que he cambiado de dirección para dar más vuelta y evitar aquella zona. De golpe, en una calle vacía, me aparecen de un callejón 2 chavales con pinta de "fumados", camisetas imperio y gorras de beisbol del revés, y veo que vienen directos hacia mi. Ahí ya he pensado "has begut oli". Se me plantan delante y me dice uno: "tienes un teléfono para hacer una llamada?". Yo, como si nada, le respondo: "no, no tengo teléfono" y en ese momento ya estoy pensando que ahora viene cuando me dice que le gusta mi mochila y adiós mochila, IPAD, dinero y documentación. Pero no, simplemente me ha mirado con aquellos ojitos y se ha marchado. En fin, yo he acelerado el paso hasta alcanzar la avenida principal, no fuera el caso que decidieran volver, y al rato ya estaba aquí.

 
 
 

Aquí hay una cosa que me ha sorprendido bastante: la gente saluda mucho por la calle. Cualquiera que se cruza contigo te saluda. Incluso los mendigos o sin techo te saludan con su "hola, cómo va?" y yo ya voy saludando a diestro y siniestro y hasta hay un grupito de ellos que ya me reciben con sus mejores sonrisas. Que majos! (esto lo diría una amiga mía, que ya sabrá que me refiero a ella).

 
 
 
 

Es igual que con mi compañera de habitación, la vecina de cama de estas dos últimas noches. La primera noche con los eructos pensé "tela marinera la marrana ésta". Es una chica joven, negra, con un volumen como el de la chica protagonista de la película "Precious", que ganó un Oscar hace 2 o 3 años (ella o la película). La primera noche empezó con los eruptos. Una hora después me despertó por el ruido y al volverme me dijo que se iba a buscar una cerveza. Unas 2 o 3 horas después me despertó de nuevo y estaba comiendo galletas compulsivamente y, finalmente, hacia las 8 de la mañana otra vez se puso a comer como poseida. Imaginaos la imagen que tenía yo de ella. Pero por la tarde estuvimos hablando y la verdad es que era muy agradable. Me dijo que hoy ya se encontraba mejor, que había pasado una mala noche (y yo!) y que a ver si podía descansar hoy. Mientras se marchaba hacía la habitación, sudando, me dió pena porque pensaba que tiene que ser realmente duro tener que vivir con ese peso.

 
 

Pero bueno, sigamos. Una curiosidad que no quisiera dejarme: resulta que el primer día, en el primer albergue, ví que de las ramas de los árboles del jardín, colgaban varios collares de colores, como de perlas, pero de plástico, y pensé que seguramente serían los restos de alguna fiesta organizada por el albergue. Estos días he visto muchos más, en árboles, en balcones, en verjas, por toda la ciudad, y es que para la fiesta principal de la ciudad, el "Mardi Gras" (Carnaval) la tradición es lanzar collares a la gente durante los desfiles. Estos collares al final acaban formando parte de la decoración de la ciudad. Curioso, no?

 
 

Y confirmado: el puente de New Orleans es muy alto, si se tiró Ylenia se mató fijo. Enviarle un whatsapp a la Lidia Lozano.

Bueno, y esto es todo lo que ha dado de sí New Orleans. Me voy llenita de picadas. Los mosquitos y algún otro bicho (porque algunas claramente no son de mosquito) se han alimentado de mi cuerpo estos días. La cuestión es que yo me ponía anti-mosquitos porque en esta zona es donde más casos se han detectado del mosquito del Nilo, pero ni con esas. En fin. Y ahora hacia Nashville, a ver si me encuentro con algún cantante de country famoso. Uhmmm, conozco alguno?

Y esta foto, mala, se la dedico a mis primas Las Gené :)

 
 

Ay! Perdón, perdón, perdón, que no se me olvide: UN SALUDO muy grande a todos los que no escriben, porque no lo consiguen o porque no les da la gana, pero siguen fielmente las entradas y comentarios del blog: especialmente a Assumpta, Espe, Ana Bartolí, mis tios, Mercé ... y los que ahora no recuerdo. A todos los que escriben regularmente o de vez en cuando y me alegran el día con sus comentarios (a todos). Y también para todos los que desconozco que me siguen :).

 

5 comentaris:

  1. Amparooo, me alegra q sigas bien, q aventura la del largo viaje en el bus, creo q no estuvo "tan" mal ;) ...Yo estuve para una celebracion de Mardi Gras y lo de los collares es increíble, lanzan cualquier cantidad de ellos, a mi me encanto!! En mi habitación tengo colgados unos cuantos, pq la verdad es imposible no atrapar alguno, SON MUCHOS!, o imposible quitarlos todos de la ciudad. Sigue disfrutando, sigue explorando, sigue conociendo gente,,, q aquí seguimos leyendo ;)... Cuídate!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Maria, me encanta que escribas. Ahora estoy en Nashville (el blog siempre lleva una par de dias de rettraso) y ya me voy para Chicago (porque me convenciste). Llego el viernes 21. Nos vemos el fin de semana?

      Elimina
  2. Prima, a mi tu.cuñado Jordi me a contado que lo de los collares se los tira la gente a las chicas, y estas a cambio les enseñan las tetas. Cuantos collares tienes? Ah no que los tiran en carnaval, no habrás picado? Hay, hay, hay. Me gusta que new Orleans haya ido in crechendo y que hasta la gorda pedorra te haya enternecido. Ahora a adoptar otra vez tu postura de 4 un rato!!!! En cuando llegues nos vamos a torrijas con la chestana para que no pierdas tu ritmo autobusero.
    Sabes que ya empiezo a echarte mucho de menos?
    Ah!!! Ya tengo opinión sobre el pregón que t comenté. No me gusto, fue largo , en verso y bastante queco. Yo lo hubiera echo más de integración e invitando a la gente a que sepa todo lo q se ha hecho, pero es fácil criticar la faena de otros y seguro que estaba echo con la mejor intención.
    Bueno me ha encantado que me hagas caso y saludes a los animalillos, los q tengo más cercanos están encantados. Yo mañana ya me piro a torrijas otra vez y te seguiré desde las alturas.
    Lines ets un amor!!!! Me tienes en demasiada estima. Gracias!!!!
    Gene mañana llego a Valencia,pero llego a cenar, nos vemos la siguiente semana. Besotes!!!
    Ala Tata a gozar que ya hace días que en vez de contar, ya estamos descontando días para tu llegada!!!! No tiene faena ni na tu hermano arreglando desperfectos del piso, es que el tema alquiler internacional esta fatal!!!! Ahora ya sólo buscamos gitanos autóctonos.
    Voyllenadecollaresporquetengounastetasespectaculares y go, go, go

    ResponElimina
    Respostes
    1. La verdad es que yo aproveché la tradición y me desfasé un poco. Ni collares ni nada, en cuanto veía que caía algo de un balcón SOSTENS AMUNT! Ya fuera una colilla o un papel, todo con tal de lucir tetas y eso que con la pérdida de peso ya no lucen como antes. Cuando llegue me hartaré a jamón a ver si vuelven las cosas "a su sitio". Por cierto hoy me ha pasado una cosa que aún alucino, pero tendrás que esperar a la próxima entrada.
      #aunquenosemedabienrimaryotambienteechoafaltar

      Elimina
    2. #aunquenosepasrimartecurraselblogcomounasuperestar
      #quesejodanlosquenotienenunaprimacomolamia
      #tustiosdepasadateenvianmilbesosyunaabraçada

      Elimina