dijous, 28 de juny de 2012

Adios Japón

19 al 25.06.2012

Perdón por estas parrafadas. Prometo no repetirlas en mucho tiempo.

Supongo que a partir de ahora volveré a recuperar el ritmo de escritura de antes, pero es que estos días en Japón me ha sido prácticamente imposible. Ahora estoy escribiendo desde el aeropuerto y supongo que acabaré ya en el avión que me va a llevar a Australia. Directa al invierno. Pero, bueno, lo más importante, marcho enamorada de este pais y de su gente. Son super amables, muy simpáticos, extremadamente educados y limpísimos. :). Oye, que da gusto.



Por ejemplo, en cuanto a la limpieza, tendríais que ver las áreas de servicio, con oferta para comer de todo, con unos lavabos, QUE LAVABOS! limpios es poco, y con todas las modernidades a tu servicio. Igualitos que nosotros que la mitad de las veces no encuentras papel higiénico y la otra mitad has de pedir las llaves del lavabo porque no se fían de que no destroces algo. Ellos siempre tienen varios rollos de papel en el lavabo, por si acabas el que hay en el dispensador, y yo siempre pensaba si en nuestro país durarían mucho esos rollos en su sitio. Y también me preguntaba qué imagen se deben de llevar de nosotros cuando nos visitan. Menos mal que la mente es selectiva y suele olvidar lo malo, así que al final ellos solo recuerdan "la paella" "Gaudí" "la Sagrada familia" ... Mejor!



Además una cosa que es muy de agradecer es que ellos tienen muchos lavabos públicos por todas partes, si tienen alguna necesidad no deben preocuparse, seguro que tienen unos cerca. Eso si, un punto negativo es que en los lavabos que son menos modernos no hay ni papel para secarse las manos ni máquinas de aire, pero es que ellos suelen llevar unas toallitas encima y las utilizan para eso.

En cuanto a lo de educados, lo son en grado extremo. En las tiendas, supermercados, etc, siempre oyes la cantinela de "bienvenido" o "gracias por venir" o cualquier otra frase que repiten cuando entras o te vas. Las azafatas o los revisores en los trenes cuando llegan al final de cada vagón se giran, hacen la reverencia, a modo de despedida de ese vagón, y luego continúan para el siguiente. Y ya con lo que más aluciné es cuando viajé con el avión de JAL, las lineas aéreas japonesas, y veo por la ventanilla que hay tres hombres, del personal, en la pista diciéndote adiós con la mano, como cuando te despides de tu familia y ellos se quedan en la puerta agitando las manos. La verdad es que ver a esos tíos diciendo adiós al avión me dió un poco de mal rollo. Pero ahí no acabó, no. Al llegar a Tokyo veo a otros dos en la pista, en posición de firmes, ya cuando estábamos parando al lado del finger, y cuando el avión se para completamente (no cuando baja la gente) le hacen una reverencia a modo de saludo de bienvenida, y perfectamente sincronizados!. Un poco raritos, según como se mire, sí que son, porque entre esto y lo de leer los libros al revés, ya me dirás tu.



A mi lo único que me traía por el camino de la amargura era el tema de las papeleras. Hay poquísimas. Si quieres tirar botellas de plástico o latas es más fácil porque hay muchas máquinas de vending de bebidas y suelen tener para depositar los envases, pero como se te ocurra consumir algo o aceptar la publicidad de alguien, ya casi seguro que no lo sueltas hasta casa. Le pregunté a Yukio el motivo de que no hubieran papeleras y me contestó que para que nadie pudiera prenderles fuego o echarles un explosivo dentro. Pues eso, raritos. Seguro que un día le cayó a uno una colilla dentro, prendió fuego y ya decidieron retirarlas todas para evitar problemas. Estos japoneseeeees... pues anda que no se queman aquí en la verbena, y cap problema! Se reponen y ya está. :)

En fin, casos y cosas de lo nipones.

Y bueno, solo deciros, tratando de no alargarme mucho, que el Martes 19 dejé a la familia Toghe y me fuí para Kyoto, Osaka, Nara e Inari. Una cosa es viajar con Yukio y otra ir solita. Yo pregunto todo, y la verdad, aunque muchos no hablan inglés, se esfuerzan tanto en ayudarte que acabas entendiendo lo que quieren decir, y si no, tampoco pasa nada, o te hacen un plano o te acompañan al sitio. Muchas veces, con solo que te vean dudando delante de un cartel informativo, ya vienen a ver si necesitas algo. Es una pasada!

Bueno, que me voy por las ramas, pues eso, que el Martes me fuí para Kyoto con el Shinkansen, el tren bala, ejemplo de puntualidad y sincronización de los japoneses. Llegué acompañada del tifón o, mejor dicho, de la punta de la cola del tifón, que se encontraba bastante más al sur. La cuestión es que durante mi estancia en esa ciudad el dichoso tifón me fastidió bastante.

A mi la ciudad me ha gustado, pero lo que me ha parecido realmente precioso es el barrio de Gion, con sus casas antiguas, sus templos, con mujeres vistiendo kimono ... y con la posibilidad de encontrarte con alguna gheisa, que ellos llaman, creo, maiko (aunque ahora no lo puedo comprobar) por sus calles. Evidentemente también con un montón de tiendas de artesanía típica japonesa y de venta de souvenirs para el montón de turistas que vienen a conocer los encantos de esta ciudad. Aquí van unas fotos:



El viernes, con las visitas principales de Kyoto hechas, me fuí a conocer Osaka, una ciudad modernísima, con un montón de rascacielos, y donde visité la Sky Tower, para ver una panorámica de la ciudad desde el piso 39, y el castillo, lo más importante de la ciudad.

En Japón cada ciudad tiene una torre o edificio particular por la que es conocida. Así, por ejemplo, tenemos la Torre de Tokyo, la Torre de Kyoto, la Sky tower de Osaka,etc, cada una de ellas de forma diferente, y, de hecho, venden fotos y posters con las fotos de las torres más importantes del país como un souvenir más. Subir a ellas para ver una panorámica desde tan alto es la manera más fácil de hacerte una idea de cómo es la ciudad.





El castillo de Osaka es un edificio imponente construido en parte en madera y en parte con unas rocas enormes, que puede ser distinguido desde cualquier punto alto de la ciudad debido a la situación que ocupa. En su interior alberga un museo de historia que merece ser visitado porque puedes conocer la historia de la ciudad a través de unos audiovisuales muy chulos montados con imágenes tipo teatro, con fondos fijos y personajes reales en miniatura (no sé si me explico).



Y el último día aproveché para ir a Nara e Inari. Nara es una tranquila ciudad al sur de Kyoto, aproximadamente a una hora en tren, donde casi todo lo visitable está en un parque, en un parque enorme.


En realidad es una montaña atravesada por un montón de senderos donde vas encontrando templos, santuarios y monumentos varios, y muchos de ellos declarados patrimonio de la humanidad por su belleza. En la montaña debe haber más de 30 "puntos de interés", de los cuales yo visité solo unos cinco, andando más de 4 horas sin parar apenas. Agotador. Eso si, aparte de visitar la pagoda de 5 pisos, uno de los símbolos de la ciudad, también pude admirar uno de los templos que es el mayor edificio del mundo construido en madera. Impresionante su estructura y las figuras también en madera del Buda y de los guardianes.



Además, y para distracción de los visitantes, una de las columnas del templo tiene un agujero en su base por el que dicen que si lo atraviesas te trae fortuna, o algo así. Algo bueno tenía que ser porque había cola para pasar, principalmente niños. Yo estuve a un tris, pero finalmente desistí porque ya me imaginaba enganchada sin poder tirar ni hacia delante ni hacia atrás. Y es que yo no sé que extraña atracción ejercen sobre mi todos estos monumentos, figuras o lugares que traen fortuna o cumplen deseos, que yo siempre estoy allí, tocando la cabeza, tocando la campana, dando palmadas, dando vueltas alrededor, lo que sea, por pedir que no quede, y como aquí no me conoce nadie ...



Y otra de las cosas más llamativas de la ciudad de Nara son los ciervos, imagen de la ciudad, que encuentras por todo el parque, y no solo en la zona verde, no, por los senderos, delante de los monumentos, en todas partes están esperando que les des algo de comer y como te descuides ya se están comiendo lo que hayas dejado descuidado. Yo a uno intenté quitarle un plano que se estaba comiendo y no hubo manera, al final se lo comió casi todo, aunque me dijeron que eran comestibles. Ja!



Finalmente, ese mismo día, de vuelta hacia Kyoto, bajé en la estación de Inari, donde hay un templo de esos que son de color naranja y donde lo más espectacular es un sendero formado por toris (esas "puertas" que marcan las entradas a los templos) también de color naranja, donados todos por "feligreses", o como se diga, y que recorren un total de 4 kilómetros.



Bueno, y esta ha sido toda mi visita a Japón. Lástima que no esté más cerca, porque, lo dicho, me han encantado su gente, sus templos y sus paisajes. Al final me he quedado sin ver el Monte Fuji (solo puede verse en dias claros), o un combate de sumo, o conocer más la ciudad de Tokyo, pero, bueno (sí, ya sé que repito mucho "bueno") otra vez será ... o no.

El último día lo volví a pasar en casa de Yukio y su familia. Cuando él llegó del trabajo nos fuimos los dos a dar un paseo por su barrio. Hemos quedado que vendrán a Barcelona dentro de 12 años ... cuando tengamos 60 años. 60 años, por Dios!!! Dice que vendrá a correr la cursa de la Mercé o la marathon. Eso si que es ser optimista!.

La despedida fue con besos, abrazos y algunas lagrimillas, pero bueno, les veo en el 2024, y a lo mejor nos hacen ya descuento, por la edad, para visitar Barcelona. 60 AÑOS! QUE FUERTE!!! Yo es que no me lo imagino, me miro en el espejo, con este cuerpo de veinteañera espectacular que Dios me ha dado, y no me hago a la idea. En fin ..



5 comentaris:

  1. Bueno( perdon por copiarte la palabra), a ver si es verdad que nos escribes un poquito màs amenudo, o como mìnimo sontestanos a algùn comentario del blog, a ver si nos vamos a cansar los 4 que te escribimos? ya has visto que mi bronca a los blogeros surgio un poco de efecto y justo vas tù y dejas de escribir, no si es que!!!!!
    me encanta que te haya gustado tanto japon y que hayas podido estar casi en familia con tu amigo y pe parece muy bien quedar cada 10 o 12 años, cuando te ves solo te cuentas lo realmente importante, es decir las veces que has visto a Madonna en ese tiempo y cosas similares. Se que ya estas en australia, abre bien los ojos, aqui el ganado puede ser bastante interesante, dejamos a los de 1.50 y ojos pochos,(aunque muy educados y muy limpios) y vamos a un mundo de machos alfa de verdad.
    Pues nada prima lo dicho, escribe más amenudo y contestanos algùn comentario, haz como si te hicieran gràcia e ilusión!!besosblogueros y go, go, go

    ResponElimina
  2. que exito!!!!!! como contestan!!!!! sosos!!!!!

    ResponElimina
  3. Ja, ja, ja. De verdad pretendías pasar por el agujero de la columna? Pues si parece super pequeño! Además, parece que necesariamente necesitas ayuda para acabar de salir: ya te imagino allí encasquetada diciendo "please, please..." con un poco de color en las mejillas... :D

    ResponElimina
  4. Hola!!!
    Madre mia acabo de leer ahora la salida de Japón, llevamos un retraso considerable...el trabajo , los niños , las cenas , las fiestas , la crisis , la roja y la moraaaa.Bueno a ver si nos ponemos al día y puedo echar un vistazo a Australia.
    Japón me ha encantado...es como si yo estuviera haciendo el viaje (lo mismito "tía figa")je je.
    Me encanta Amparo todo lo que estás viviendo , eres una tia cojonuda con un body de choveneta je je.
    Y si puedo me apunto al maratón con Yukio en el 2024 (mare megua quin porc).
    Bueno Miki como vas ? Cuajo el temita...?

    Kisses for all people.

    ResponElimina
  5. Hola!
    Jo també he estat una mica desconnectada... Y a mi que Japón no me acababa de hacer el peso... Tu kedada futura con Yukio me ha hecho recordar una promesa que nos hicimos cuando éramos niñas con mis primas: reencontrarnos todas con las repectivas parejas e hijos debajo de la Torre Eiffel el 12-12-2012 a las 12 del mediodía. Lo había olvidado hasta hoy, y veo que aún estoy a tiempo, pero mucho me temo que va a ser que no. Espero que tu promesa con Yukio sea más sólida!

    Miki, aún tengo dolor de abdominales con lo de los machos alfa!!!!

    Marta, molt bona!!! Ja me la imagino 'toíta atascá'!!!

    Las Gené, jo també tinc curiositat pel temita...

    Eso, B7 per tothom! Y estoy segura que en Australia nos esperan aventuras de las buenas!!!

    Ah! Fantástica la foto de las columnas naranjas!!!

    ResponElimina