divendres, 20 d’abril de 2012

Hacia AGRA

18.04.2012
Esta mañana como había buena conexión me he dedicado a enviar dos entradas más para este blog. Me está gustando. No sé si a "mis lectores" (uffff, como suena de pretencioso) les parecerá que me excedo en las explicaciones. Ya veremos.
He salido del hotel con el conserje haciéndome reverencias varias y diciéndome que volviera y que no hacía falta que reservara. Me estoy ya planteando seriamente si no me estoy pasando con las propinas.
Pinta que hago al salir:
En la estación mi imagen ya ha variado considerablemente después de ir andando hasta allí, subir y bajar escaleras, subir y bajar mochila, etc.
Ahora a esperar. Los andenes están plagados de gente "de tota mena". La mayoría por el suelo, durmiendo, comiendo. Mientras miras el panorama, tu bien enganchadita a tus cosas, vas viendo volar desde todas partes "escupitajos" hacia la via. Parece la avenida de Montjuic con las fuentes alternando los chorros. Solo hay que ponerle imaginación.
Expresión catalana : "ves a cagar a la vía"


Ha llegado el tren con suficiente antelación para que toooooooda la multitud nos repartiéramos en los vagones. Yo pensaba que como era un tren con un trayecto de 3 horas pues que iba a ser un tren "normal", pero al subir ya veo los pasillos, con sus cortinillas........con su roña, y ala, a buscar el 57. Lo he encontrado enseguida, pero como suele pasar, hay una familia entera ocupándolo todo. Yo miro y les digo "yo tengo el 57, pero bueno, ya me quedo aquí (en otro compartimento lateral -el 63-) para ver si dicen algo. Pero no, ellos ni una reacción, ni un ligero asentimiento de cabeza, y yo, pues nada, me siento en el lateral, que es una cama. No han pasado ni 5 minutos que ya se ha liado. Han llegado dos que también iban en ese compartimento y bueno, resumiendo, yo al final en mi sitio, con 4 compañeros, y la familia para otro lado.
A las 13:00 empieza el movimiento. Nos sirven un almuerzo que yo rechazo amablemente. Cuando empiezan a comer ya me estoy arrepintiendo porque realmente tiene buena pinta.
Los compañeros que me han tocado, especialmente dos de ellos, son muy agradables, me dan conversación, consejos, etc, pero a la media hora se levantan y empiezan a montar las camas para dormir. Resulta que el tren viaja durante 3 días, pero creo que les he dado pena y uno de ellos ha renunciado a dormir para que yo pueda ir sentada.
Mi vagón es de 6 camas, pero me dicen estos caballeros, que puedo coger otra clase, con 4 camas, o incluso 2, mucho más cara. Les pregunto si puedo escoger la de abajo, y me dicen que si tuviera más de 60 años si, siendo mujer, o si no depende de los compañeros que quieran cedérmela. No sé, si en el Hospital de Granollers me han preguntado si soy pensionista, digo yo que a lo mejor aquí también cuela la imagen y me la asignan. Yo de momento solo veo claro que como tenga que ir a la de arriba me puedo pegar un tortazo, que vamos.
Ya he llegado. Mientras sorteo a los conductores de tuc tuc que se me ofrecen, se me acercan dos jóvenes decididos y me dicen: Bárbara?. Evidentemente soy yo. Bárbara es el tercer nombre más usado para dirigirse a mi persona, tras Amparo -y sus variantes Amparín y Amparito- y tras Aurora.
5 minutos dura el trayecto, lo suficiente para haberme ya colocado la excursión de turno. Espero que no me lleve de tiendas.
Tras instalarme, y una vez repuesta del impacto de la habitación (mala suerte!), subo a la terraza a tomar algo y coincido con un chico filipino que me informa que hoy todos los monumentos en la india son gratis, asi que salgo corriendo hacia Taj Majal para ahorrarme las 750 rupias que vale la entrada. Me sale todo fatal.
Detalle baño:

He cogido al final la bici de un chico que no deja de acompañarme y de decirme que cierran a las 5. Me deja en la puerta y cuando entro es cuando me doy cuenta de que me he dejado la batería de la cámara cargándose, o sea que tengo que volver mañana y encima a este le tengo que pagar 100 rupias. En fin......Pilarín.
Ya que estoy allí aprovecho para verlo. Espectacular, aunque yo ya voy con la mala leche por la puñetera cámara (que carácter tengo!).
Me he paseado por el interior y, como siempre, "allí donde fueres haz lo que vieres" y yo descalza, socarrándome la planta de los pies y acordándome de la película Slumdog Millionare, de cuando los chiquillos robaban los zapatos a los turistas del Taj Majal.
Mientras paseo se me acerca una pareja india y me preguntan no sé que, yo solo entiendo "foto" y les digo que si, que se la hago, pero no, lo que quieren es hacérsela conmigo. Se sentirá así Belén Esteban?
Me vuelvo sl hotel acompañada de los comentarios de mi conductor ciclista: que si soy muy guapa, que si parece que tenga 25 años. Ahora mismo le daría una colleja desde atrás a ver si se le arreglaban las dioptrias de golpe!
Por cierto, con este pesado me he visto obligada a ampliar mi biografía:
- Cuántos años tienes? 48
- Casada? Si
- desde cuándo estás casada? Hace 25 años
- por qué no viaja tu marido contigo? (aquí ya me he dejado ir) mi marido me ha regalado este viaje por nuestro aniversario, pero como él no puede empezarlo aún, por trabajo, me he venido yo antes a la India y nos encontraremos en Japón para viajar luego juntos a Australia.
- no tienes hijos? No
- por qué? No sé, ya sabes. ( you know), el trabajo ......... -pausa para demostrar que está entrando en un tema delicado- :)
SI ES QUE CUANDO ME PONGO,..........ME PONGO.

4 comentaris:

  1. jajajajaja!!! Bárbaro, Bárbara Barba!!!!
    Joana

    ResponElimina
  2. Aquest lavabo sembla el de la película saw I !!!!!!
    I lo de "a cagar a la via" ara ja tinc una altre imatge.... jajaja

    ResponElimina
  3. Doncs crec que la India em donarà per Saw II y III

    ResponElimina